Articulos

Sexting, un peligroso juego de niños


Los poemas y las imágenes románticas siempre han sido usados por los hombres para conquistar a las mujeres, esos mensajes que antes se entregaban personalmente en papeles o que se enviaban con la mejor amiga, en la actualidad se envían usando la tecnología, a través las redes sociales y los sistemas de mensajería.

El auge de los Smartphone y la libertad que en la actualidad tienen los adolescentes les permite enviar todo tipo de imágenes entre ellos, desde unas fotos simples hasta imágenes con contenido sexual explícito. Según estudios realizados por organizaciones dedicadas a estudiar comportamientos sociales el 11% de los adolescentes entre 13 y 16 años han enviado fotografías de desnudos o semidesnudos a sus parejas usando las redes sociales o los sistemas de mensajería de sus smartphones.

El estudio realizado por estas organizaciones indica que es más común que las niñas adolescentes generen este tipo de mensajes y aunque en su mayoría el destinatario es su pareja, ellas también afirman haber enviado estos mensajes a amigos y desconocidos.

Muestra el estudio que el contenido sexual explicito es más común si el mensaje es generado por un hombre, mientras que el de la mujer tiene un contenido más erótico que sexual.

En Colombia esta práctica es cada día más común entre los adolescentes y su incremento se debe a múltiples factores socioculturales y la facilidad con la que se puede acceder a la tecnología; sin embargo, lo que desconocen muchos padres de familia es que este comportamiento de sus hijos puede ser denunciado penalmente como “pornografía infantil” y que como padres o responsables legales son los que cumplirían dicha condena.

En la Constitución Política de Colombia entre los artículos 42 al 60 se tipifica una familia en Colombia, donde se explican los derechos y deberes que los padres tienen sobre sus hijos, el Código Civil Colombiano en el artículo 288 definen los derechos y deberes de la patria potestad, y la Ley 1098 de Noviembre del 2006 llamada la ley de infancia y adolescencia, son los mecanismos de Ley por los que los padres son responsables de los actos de sus hijos, en el caso específico del “Sexting”, si la imagen o el video implica a menores de edad puede ser catalogado como producción, posesión y/o distribución de pornografía infantil.

El Sexting como tal no es ilegal, sin embargo si el contenido del mensaje recibido no se maneja correctamente y se usa sin explicito permiso de quien lo produce, y si es menor de edad el explícito permiso del representante legal, es posible incurrir en delitos como: pornografía infantil, violación a la intimidad, delitos contra la libertad sexual y corrupción de menores.

Como se tipifica en el Código Penal Colombiano en el artículo 218 y la Ley 1336 del 2009, que dice “El que fotografíe, filme, grabe, produzca, ofrezca, venda, compre, posea, porte, almacene, traspase, transmita o exhiba, por cualquier medio, para uso personal o intercambio, representaciones reales de actividad sexual que involucre a menores de 18 años, incurrirá en prisión de 10 a 20 años de cárcel”.

En Colombia se han presentado varios casos y se ha dado la captura de varias bandas criminales que se dedican a crear perfiles falsos para convencer a menores de edad de enviar imágenes con contenido sexual que después son usadas para alimentar páginas de pornografía en medio y lejano oriente.

Sin embargo, este riesgo no es el único a los que se ven expuestos los menores de edad al generar o recibir éste tipo de mensajes, pues es más común que estos mensajes sean usados para acosar y hostigar públicamente a los menores, donde el adolescente se ve afectado psicológica y socialmente.

El caso en Colombia más conocido es el de Yhon Rodriguez quien por Facebook conoció a Camila, y al poco tiempo fueron novios, ellos estaban en ciudades distintas en Colombia y ambos eran menores de edad y duraban mucho tiempo solos. Los dos menores empezaron a tener “cybersexo” y en un descuido mutuo una de las fotos que se habían enviado, donde Yhon sale semidesnudo, fue robada y publicada en Twitter.

Durante 3 días fue el tema más hablado en esta red social en Colombia y es el ejemplo de la pesadilla en la que el “sexting” puede convertirse para un adolescente, quien recibió miles de burlas y agresiones por la publicación de imágenes que nunca debieron ser enviadas y que no fueron correctamente protegidas.

El mejor mecanismo de protección que como padres pueden ofrecer a sus hijos adolescentes e es darles una correcta formación afecto-sexual, que genere la confianza y las herramientas para hablar con los menores sobre los riesgos que esta actividad implica, haciéndoles ver que la intimidad es algo que deben proteger y resguardar.

Para los padres la recomendación es estar pendiente de cambios de comportamiento o muestras de agresividad por parte de los menores, pues estas son algunas de las señales que evidencian que pueden estar sufriendo algún tipo de ataque en Internet o en otros medios.


Recuerden que la tecnología no es mala sino es el mal uso que le demos lo que puede llegar a afectarnos, somos responsables de su uso y de lo que queramos que ésta sepa de nosotros.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Prohibir Internet es un Grave Error, la Solución es Educar

En la actualidad, para la juventud el peor castigo que sus padres les pueden impartir es quitarles el acceso a Internet, por lo que muchos padres ahora usan esto para corregir a sus hijos. Es  tanto lo que se ha popularizado esta práctica que en Valencia España han llegado a que un juez decrete  prohibir que los menores de 14 años de edad tengan acceso a dispositivos móviles con Internet.

Esto no solo va en contra de las necesidades actuales, sino que va en contra de la educación de los menores; con la excusa de que como padres no entendemos ni manejamos los recursos que nos provee Internet entonces optamos por el camino de fácil de “prohibir”, pero esto puede llevar a los menores a entrar al mundo digital sin ningún tipo de conciencia y control, encontrando todo lo bueno que les entrega pero también topándose con todos los riesgos inmersos en la red.

Este acceso sin control es el que ha generado el aumento considerable en la víctimas de los ataques cibernéticos contra los menores de edad, que sin control ni conocimiento caen en las trampas de los delincuentes y donde en la mayoría de casos los padres nunca se dan cuentan de que sus hijos son víctimas.

El problema que tenemos como adultos es entregarles a nuestros hijos una herramienta la cual no controlamos y en algunos casos no conocemos su funcionamiento, permitiendo que los menores accedan a este mar de información que no siempre es apta para ellos y que puede tener consecuencias nefastas en su vida.

La falta de conciencia de los menores es la causa de que ellos sean las principales víctimas de los riesgos en Internet y la falta de conocimiento de los padres es la que causa que se llegue a conclusiones como la de prohibir su uso, pero la verdadera solución está en la EDUCACIÓN tanto a adultos como a los menores.

Es indispensable que se forme desde temprana edad sobre el uso responsable de Internet, donde se muestre de forma clara cuales son los riesgos asociados a la falta de privacidad, a conectarse con personas desconocidas, a la navegación irresponsable y sobre todo que cuando tengan algún problema en la red deben acudir a un adulto para su orientación.

A los padres también debería importarnos aprender sobre los controles que se puedan tener para evitar que tus hijos ingresen a sitios que los pongan en peligro y para guiarlos en cómo deben manejar la privacidad en Internet, esto es muy importante para poder brindar un apoyo eficiente y consciente a tus hijos.

Esta educación es necesaria para que nosotros como padres tengamos el conocimiento necesario para guiarlos, así como lo hacemos con sus tareas escolares.

Existen una serie de herramientas que los padres pueden usar para tener controles, algunos programas vienen preinstalados en los sistemas como es el Control Parental en Windows, el cual le permite a los padres crear controles sobre el uso de los computadores, el tipo de sitios web  los que se puede acceder, bloquear juegos y bloquear algunos programas en el computador (http://windows.microsoft.com/es-co/windows/set-parental-controls#1TC=windows-7)

En los dispositivos móviles también existen programas que permiten a los padres generar algunos controles sobre los Smartphone de sus hijos, permitiendo controles en software instalado para que los menores no instalen o accedan a información de los dispositivos y tener un registro claro de donde navegan e incluso algunos entregan la ubicación geográfica del dispositivo.

Para Android existen varias aplicaciones gratuitas y otras pagas que permiten un buen control para que los menores no puedan tener un control tan amplio sobre estos dispositivos móviles. A continuación vamos a dar tres ejemplos de estas aplicaciones, las cuales no necesariamente son las mejores pero son las más popularmente usadas.

Qustodio Control: (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.qustodio.qustodioapp) Permite restricciones de navegación y control de uso.

Kids Place: (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.kiddoware.kidsplace) Crea una zona segura para los menores dentro del dispositivo, es ideal para cuando tienes hijos pequeños que te piden el dispositivo prestado para navegar y jugar.

Norton Family PC: (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.symantec.familysafety) Controles de navegación y bloqueo de páginas según se configure, permitiendo alertas por correo.

Recuerden que en la EDUCACIÓN y el CONTROL esta la solución para una navegación segura de los menores, nunca en la prohibición, esto lleva a que los menores accedan sin ningún control ni apoyo en un mundo virtual cuyos riesgos son reales.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------