2007-07-28

WINE es la solucion perfecta para no usar Windows

Leyendo en varios sitio me encontré con esta poderosa herramienta para poder instalar nuestro ejecutables preferidos que no están disponibles sino para Windows, en mi caso necesitaba con urgencia instalar mi emulador del examen de CCNA, así que después de mucho leer y buscar encontré esta mágica herramienta que es WINE, y la configure basandome en un log que encontré algo antiguo pero que haciéndole unos pequeños cambios lo logre hacer funcionar, este log lo encuentras aquí.

Bueno iniciemos, lo primero es verificar que tengas activo los repositorios de Universe dentro de tu source.list, ya con eso es darle el siguiente comando en consola.

root@localhost:~$sudo apt-get install wine

Como podras apreciar hoy no entre como root, esto con el fin de que la carpeta quede en tu usuario y no en el usuario de root. listo ya con esto esperamos unos pocos minutos que termine la instalación, cuando esta termine entonces empezamos a instalar el ejecutable que necesitemos, esto se realiza así:

root@localhost:~$wine nombreinstalador.exe

Con lo cual magicamente aparece lo siguiente

Si como están pensando como así eso no es una instalación de windows, en efecto el "emulador" nos permite instalar como si fuera en windows y genera una carpeta virtual del ejetutable
dentro del sistema Wine, entonces ahora la ejecución del programa se puede realizar por dos caminos uno por consola y el otro por medio de un lanzador, así que el primero es simplemente dar el comando en consola como se muestra a continuación:

root@localhost:~$wine nombreejecutable.exe

Si como si lo estuvieras instalando, o simplemente agregas un lanzador y en la parte donde te dice comando le agregas la ruta del ejecutable, como se muestra a continuación en la gráfica:

Es mejor que dejes el tipo en Aplicación con eso no te abre ninguna terminal, cuando ejecutes el lanzador te debe abrir el programa que en mi caso es así:


Listo disfruta de tus programas, eso si por lo que encontré no todos son compatibles por lo que te dejo para que pruebes.